Explicación del Riesgo en el Intercambio de Divisas Corporativas

Los negocios que operan con divisas internacional o domésticamente deben lidiar con múltiples riesgos cuando operan con divisas diferentes a la propia.

Normalmente, las compañías generan capital al endeudarse (Borrowing Debt) o al emitir valores (Equity), que luego serán utilizados para invertir en activos y tratar de generar un rendimiento de la inversión (Return on Investment). Esta inversión puede ser en activos que se encuentren en el extranjero y sean financiados con divisas extranjeras, o los productos de la compañía pueden ser vendidos a clientes extranjeros que paguen en su moneda local.

Es posible que las compañías nacionales que solo venden a clientes domésticos también deban enfrentar el riesgo de divisas (Currency Risk) ya que el precio de la materia prima que compran es dado en una divisa extranjera. Las compañías que solo operan con su moneda local pueden sufrir de igual forma del riesgo de divisa, si sus competidores operan en una divisa diferente a la propia. Entonces, ¿Cuáles son los múltiples riesgos de divisas que debe enfrentar una empresa?

Riesgo de Transacción.

El riesgo de transacción (Transaction Risk) surge cada vez que una compañía tiene un flujo de caja (Cash Flow) comprometido para ser pagado o recibido en una divisa extranjera. El riesgo surge comúnmente cuando una compañía vende sus productos o servicios a crédito y recibe su pago después de un retraso, por ejemplo 90 o 120 días. Esto presenta un riesgo para la compañía porque, en el tiempo existente entre la venta y la recepción de fondos, el valor del pago extranjero, al ser cambiado a moneda local, podría resultar en una pérdida para la compañía. El valor reducido de la moneda local surgiría debido a que la tasa de cambio ha ido en contra de la compañía durante el período de crédito concedido. El siguiente ejemplo ilustra un riesgo de transacción:

Ejemplo de como afecta el intercambio de divisas a las corporaciones

Siguiendo con el ejemplo, digamos que una compañía llamada Impresos X tiene como moneda local el dólar estadounidense (USD) y le vende una impresora a un cliente australiano, Koala Corp., el cual le paga en su moneda local, sea dólares australianos (AUD), la cantidad de $2 millones de dólares.

En el escenario A, la factura de venta es pagada contra entrega. Impresos X recibe $2 millones de dólares australianos y los cambia a la tasa de cambio actual (Spot Rate) de 1:2 y, de esta forma, recibe $1 millón USD.

En el escenario B, la compañía le otorga al cliente un crédito, por lo que los $2 millones AUD son pagados después de 90 días. Impresos X sigue recibiendo $2 millones AUD, pero la tasa actual dada para ese momento es de 1:2.50, entonces cuando Impresos X cambia el pago, este solo vale $800.000 USD, con una diferencia de $200.000 USD.

Si Impresos X hubiera tenido la intención de hacer una ganancia por $200.000 USD con esta venta, esta se habría perdido en su totalidad en el escenario B debido a la depreciación (Depreciation) del AUD durante el período de 90 días.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *